Domingo 15 de Septiembre de 2019
|
|
farandula
|
Así conoció Wilfrido Vargas a Sandy Reyes y lo integró a Los Beduinos.
Sep 04, 2019 | Fuente y/o Autor: Fausto Polanco
Así conoció Wilfrido Vargas a Sandy Reyes y lo integró a Los Beduinos.
SANTO DOMINGO.- La salida de Vicente Pacheco, principal cantante de Wilfrido Vargas, trajo, de inmediato, un rostro nuevo y una voz poderosa a “Los Beduinos”. Era noviembre, finales de 1975; y un hombre del mundo artístico, Cholo Brenes, alertó a Wilfrido Vargas de un descubrimiento que había hecho, días antes, en el hotel El Comodoro, junto con Guillermo Henríquez, testigo ocular.

En la sala de fiestas de El Comodoro, Wilfrido Vargas encontró cantando a Sandy Reyes. Cholo le había dicho: “Wilfrido, ve corriendo a ver un muchacho que canta bello en el hotel El Comodoro. Arranca para allá y te vas a acordar de mí”.

Efectivamente, el joven vocalista tenía un exquisito timbre de voz.

El director de “Los Beduinos” no pasó desapercibido en el lugar, porque para entonces ya era una figura popular en la música. Cuando los mozos del restaurante lo vieron, dieron la voz de alerta. A Salvador Reyes, entre otros, le comentaron que allí estaba Wilfrido; y que con toda seguridad estaba interesado en él.

Al darse cuenta de ello, al director del grupo, Rafelito Cepeda, le cambio la expresión, y puso la cara triste, porque se imaginaba lo que venía. Solo atinó a decir que esa inesperada visita no pintaba nada bueno para su grupo.

El receso le permitió a Wilfrido Vargas hablar con el vocalista. La conversación se desarrolló en su automóvil, para la fecha un Volkswagen amarillo. El vehículo estaba estacionado frente al hotel y allí le propuso que trabajara en “Los Beduinos”, con él.

A esa oferta tentadora Sandy Reyes le respondió con una disculpa. “Yo no me veo siendo merenguero de una orquesta, A mí me gusta la música romántica; además, me inscribí en la universidad y no quiero que nada me desvíe de los estudios”.

Esa respuesta, tajante, firme, no la consideró Wilfrido como un no definitivo. Así que le dio un plazo de 24 horas para que lo pensara; y se marchó.

El baladista Omar Franco solía recoger a Reyes todas las noches, cuando terminaba su show, y de ahí se iban al malecón a escuchar música.

En un momento de la noche Sandy le comentó a su amigo sobre la propuesta de Wilfrido; y que de plano la había rechazado. Omar Franco se sorprendió. No creyó lo que había escuchado. Era una buena oportunidad; y se lo dijo: “Ese puede ser tu salto al estrellato como artista”. Así que le sugirió que entrara, porque era una forma de hacer carrera artística.

Sandy no estaba convencido. Y argumentó que a él le gustaba la música romántica, “como a ti; y yo no me veo brincando y saltando como los monos, que es lo que hacen estos merengueros”. Y agregó, como punto final: ‘Además yo no sé bailar’.

“No creo que tampoco ese sea un gran problema”, dijo Franco. “Piénsalo bien. Habla con Wilfrido y dile que sí. A ti te conviene mucho entrar en su grupo”.

Al día siguiente Wilfrido volvió al lugar y Sandy le dijo que aceptaba la propuesta que le había hecho.No había tiempo que perder. El líder de “Los Beduinos” salió con Sandy Reyes y se reunió con los demás músicos para una primera jornada de ensayos. En poco tiempo dominó la rutina de los pasos esenciales; y ayudó mucho a su estatura el uso de unos zapatos más altos. Los “zapatacones”, muy de moda en la época, igual que el pelo en forma de “afro” y los pantalones “campana”. Su estatura era más o menos igual a la de Pacheco, por lo que cayó bien en la orquesta.

En el grupo Sandy Reyes grabó de inmediato dos temas que harían historia: “El Pájaro Chowí” y “Solina, Solina”. Los discos para la época venían en acetato, con capacidad para dos canciones; y el segundo tema pasó a ser la canción de respaldo en el sencillo de 45; “lado B”, como le llamaban popularmente.

El matrimonio de “Solina, Solina” y “El pájaro Chowi” impactó poderosamente en el público; y sobre todo el tema del “lado B”, que se pegó de inmediato, debido a la insistencia con que eran pedidos por los oyentes en las emisoras.

El estreno con “Los Beduinos”

El joven oriundo de La Vega debutó con “Los Beduinos” en una fiesta realizada en El Caribeño, de la Capital, el 6 de noviembre de 1975, con un salario de 35 pesos por fiesta. Con la primera paga vio la diferencia. En El Comodoro apenas devengaba 80 pesos mensuales.

Ese año el frente de “Los Beduinos” estaba compuesto por César Ozuna, Víctor Waill y Sandy Reyes.

A los seis meses Vicente Pacheco regresó al grupo y reforzó el frente de vocalistas. Incidió en esa decisión la petición que hicieron Jhonny Pacheco, del grupo Fania, y Bienvenido Rodríguez, quienes les dijeron a él y a Wilfrido que separados las cosas no les iban a salir muy bien. Independientemente de lo que hablaron, el mejor argumento estaba en las altas ventas de los discos y la apretada agenda de fiestas, tanto nacionales como fuera del país, que tenía “Los Beduinos” para esa época.

En un primer momento Vicente se resistió: “Yo no quería volver a la orquesta, pero Pacheco, la Fania y Bienvenido Rodríguez nos volvieron a juntar. Alegaban que mi retorno ayudaría los negocios. Para ellos nosotros vendíamos mucho; y el cantante que más gustaba era yo”.

El efecto de ese regreso fue mortal. Vicente Pacheco grabó “El jarro pichao”, y el merengue se convirtió rápidamente en un rotundo éxito.

Sandy permaneció unos 8 años en la orquesta de Wilfrido Vargas. Renunció en 1980 por diferencias con el Beduino y junto a Dioni Fernández formaron El Equipo, junte que solo se mantuvo por nueve meses, pero pegaron los merengues, “El guardia del arsenal”, “Yo quisiera” Las vencidas», “Yo te amo más”, entre otros.

Luego volvió a la orquesta de Wilfrido Vargas donde pegó grandes éxitos como Abusadora, Siempre peleando, Bonita, Nocturnal, La batidora y muchos más.

En 1983 formó su propia orquesta debutando con éxitos como Margarita, Me tiene amarrao, Tengo un pie aquí, Golpe con golpe, entre otros.

Enfermo

Sandy Reyes se encuentra en silla de ruedas, debido a la repetición de un derrame cerebral, y está recluido en un home o asilo, debido a que ningún familiar a tomada la responsabilidad de atenderlo
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.