Domingo 21 de Julio de 2019
|
|
nacionales
|
Influencers entre verdades y engaños.
Influencers entre verdades y engaños.
Son muchas las marcas nacionales e internacionales que confían la promoción de sus productos a las redes sociales de influencers, o simplemente figuras públicas que tienen miles y en ocasiones millones de seguidores.
Redes como Instagram y Youtube hacen actualmente que estos ganen un buen dinero y hasta se conviertan en celebridades por el hecho de que son conocidos por la gran cantidad de personas que los siguen y consumen los productos que promocionan.
Pero ¿Qué tan real y efectivo está siendo este proceso? ¿Analizan previamente las marcas cuál influencer les conviene de acuerdo al público que van dirigidos? ¿Qué tan verídicos son los seguidores que vemos en muchas cuentas de estos nuevos profesionales de redes?
Recientemente la BBC News, en un trabajo de investigación a nombre de Mary-Ann Russon afirmó que algunas grandes marcas temen que los influencers internacionales que ganan miles de dólares en instagram estén haciendo trampas. La publicación cuestiona el que algunos de ellos estén jugando con el sistema, comprando ejércitos de “seguidores” de firmas que usan bots (o seguidores fantasmas) para crear cuentas falsas y simular interacciones, una medida clave para evaluar a los influencers. La investigación aporta además que el gigante de bienes de consumo Unilever, uno de los anunciantes más grandes del mundo, informó que está llamando a cuentas a influencers que intentan hacer engaños en sus estrategias, además de que ya varias compañías hoteleras reconocieron recientemente a la revista The Atlantic que ya no quieren trabajar con influencers, después de haber sido inundadas con solicitudes de estadías gratuitas con todos los gastos pagados, pero sin ver un retorno tangible en su inversión. Otras empresas han implementado un extenso proceso de investigación para asegurar que quienes le hagan este trabajo en redes, realmente tengan un compromiso orgánico con sus audiencias y no usen bots.
¿Y las empresas dominicanas?
En nuestro país ya es conocida la tendencia de algunos influencers de comprar seguidores para abultar sus cuentas, pero es bueno preguntar ¿nuestras empresas saben en manos de quién ponen sus marcas? ¿Hacen un análisis previo para confirmar la veracidad de los seguidores de las cuentas donde promocionan sus productos?
Pavel De Camps Vargas, IT Manager Consulting, explica que “las empresas nunca han buscado a personas por ser influencers, sino más bien a quien creen que es famoso y por tener muchos seguidores, ya que no investigan o contratan a un social media analytic para que les indique si ese influencers es adecuado para su marca, por considerarlo un gasto no le dan el valor”.
Sobre si conoce casos de empresas del país que antes de contratar un influencer verifiquen que éste no tiene seguidores fantasmas, dice que no conoce ninguna empresa local que realice investigaciones en ese sentido.
“En República Dominicana no invierten en investigaciones o no les gusta usar herramientas para medir sus campañas digitales con influencers, ya que incluso se visitó a las principales publicitarias para eso, pero nadie quiere pagar para medir dichas campañas en tiempo real”, afirmó. A propósito de que la publicación de BBC News ejemplifica que la compañía brasileña de zapatos de diseñador Melissa, que tiene 270 tiendas en todo el mundo, asegura que prefiere trabajar con influencers que tienen audiencias más pequeñas, pero una mejor interacción con sus seguidores, le preguntamos a De Camps Vargas si considera más importante la cantidad de seguidores o la calidad.
“La calidad del target de público es lo más importante, ya que en cada tipo de campaña se deben tomar diversos factores que son importantes para la marca o producto, ejemplo sus intereses, sexo, edad, ubicación geográfica (ciudad y país)”.
El experto agrega que las personalidades de internet conocidas como “influencers” han llegado para competir con modelos, actores y actrices además de los simplemente denominados “famosos”. Existen tipos de influenciadores: Maxi influencer, micro influencer y nanos influencer. Nano influencers, el nuevo camino. Tras algunos fracasos visibles en campañas asociadas a personajes con millones de seguidores, nació la nueva tendencia de nanoinfluenciadores. Las marcas trabajan con ellos en parte porque son “fáciles de tratar” y contratar. Tienen tan solo 1 000 seguidores en Instagram

¿Nuestros influencers compran seguidores?
A la pregunta, Pavel De Camps responde que no todos hacen eso, pero la compra que hacen otros también afecta a aquellos que nunca han comprado.
“Los influencers no auditan su marca para limpiarla, por eso son afectados por las malas prácticas de otros, también hemos visto que buscan hacerles daño a figuras públicas llenándola de seguidores falsos para que la marca disminuya su nivel de influencia.

“La mala práctica política de comprar seguidores y audiencia es los que ha afectado a la audiencia de influenciadores dominicanos. Como el caso de Iamdra Fermín @iamdrafermin y Elaine Féliz @elainefeliz1 las que fueron afectadas por las malas prácticas de otros, y aunque sus marcas siguen fuertes como influencer en República Dominicana, pudieran ser más influyentes si eso no les hubiera afectado”.
“Esas cuentas comenzaron a seguirlas a ellas y otras más, la diferencia es que algunos tienen tanta actividad que no les afecta”, concluyó.
“Me avergüenza ver compañeros que compran seguidores”
Con 2.8 millones de seguidores en Youtube y 548k en Instagram, Carlos Durán dice que aquí hasta se hacen concursos falsos por las redes.

El famoso youtuber dominicano al ser cuestionado sobre el tema de los influenciadores dominicanos que compran seguidores para abultar sus redes, responde que personalmente le avergüenza ver compañeros que compran seguidores, pagan actores para que digan o hagan algo en un experimento social o broma, o hacen concursos falsos por las redes sociales.
“Me duele bastante que ocurran estas cosas, porque por más fácil que parezca el trabajo de una influenciador, no lo es. Yo trabajo 24/7 en lo que hago e intento dar el mejor contenido y siempre real, mientras muchos otros se aprovechan y engañan a sus seguidores. Ojalá y haya una manera de señalar a estas personas y parar esto ya”.
A la pregunta de si cree que muchas empresas y marcas dominicanas han caído en manos de estos influencers engañosos, Carlos responde que sí. “Es increíble ver como muchas marcas todavía no entienden las redes sociales. Muchas todavía ven cantidad de seguidores por arriba del enganche que tienen con su audiencia, que es lo que les importa al final. Me explico, no logras nada pagándole a una persona con 5 millones de seguidores y que sólo lo ven 1000 de ellos, si le puedes pagar menos a uno que tiene 10,000 seguidores y lo ven 5,000. Al final estás pagando menos porque te vean cinco veces más personas”, explicó.
A propósito de que muchas marcas del país cometen el error de elegir como sus influencers a figuras que no se corresponden con sus productos, el youtuber dice que de hecho pide disculpas aquellas marcas a las que ha rechazado propuestas a pesar de ser económicamente llamativas.
Un influenciador debe saber quién es al ojo del público qué le pega y qué no.
¿Qué haces para cuidar las marcas que promocionas?
“Intento hacer un contenido para toda la familia, incluso cuando no son posteos pagados por marcas. Ahí está el error de muchos, debes cuidarte tanto con los posteos que tienen marcas patrocinándolos como con los tuyos propios porque al final de todo es tu imagen y es lo que cada marca está buscando, una persona limpia y que aporte a la sociedad a su manera.
“Muchos consideran tomar atajos para consolidar presencia”
La comunicadora e influencer Jéssica Hasbún analiza que Instagram se está posicionando como un espacio clave para las marcas y empresas por lo que el crecimiento de esta red social representa una carrera importante.
“Esto lleva a algunos a considerar el ‘tomar atajos’ para consolidar su presencia en esta red social, pero esos atajos,y esos seguidores falsos hacen que no se logre el engagement con el público, además de que ponen en riesgo la honestidad y transparencia”.
Jéssica quien cuenta con 50.3k seguidores en Instagram, explica que el llamado ‘influencer marketing’ es una tendencia al alza y que las cuentas falsas, la compra de seguidores y los “me gusta” falsos inundan las redes sociales. Y los primeros afectados son las marcas.
Afirma que el fraude de los influencers es un problema creciente.
“Las mentiras de los influencers en redes pueden ser cazadas. Pero tenemos la suerte de que existan los profesionales del marketing que pueden tomar medidas para detectar si los influencers que les interesan son auténticos o no. Por ejemplo, en televisión las marcas colocan según el rating de la programación. Los números no mienten. Es el mismo ejercicio que deben hacer cuando buscan a un influencer”.
Sugiere que las marcas investiguen y no se guíen simplemente por los seguidores que ven a primera vista en un perfil de un influencer.
Jéssica expresa que ella cuida las marcas que promueve simplemente siendo ella, y que en su caso, solo trabaja con marcas con las que se sienta identificada (como madre, mujer, esposa, profesional) .
“Esto no es cuestión de dinero. Tus seguidores, simplemente se identifican contigo por ende no puedo promocionar un producto y/o servicio que yo misma no utilice”.
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.